icono_elaiotecnia

ELAIOTECNIA

ELABORACIÓN

En menos de 4 horas desde la recogida de la aceituna en el campo elaboramos nuestros aceites de oliva virgen extra. Se utiliza un sistema Mecánico de recogida del fruto, evitando que la aceituna golpee el suelo.

El proceso de obtención y elaboración del aceite de oliva virgen extra consta de las siguientes fases:

elaboracion aceite de rioja

RECEPCIÓN, LIMPIEZA Y ALMACENAMIENTO DE LA OLIVA

Una vez que las aceitunas llegan a la almazara, se hace una primera inspección visual sobre el estado del fruto, verificando la calidad del mismo. Posteriormente se procesa en la zona de recepción y limpieza donde se separa la aceituna de las posibles impurezas tales como hojas y ramas, mediante un ciclón que las sopla, para pasar a su posterior almacenamiento en tolvas de acero inoxidable y su inmediato procesado. El almacenamiento de la aceituna se hace siempre sin lavar para conservar al máximo la calidad y todos sus atributos

molienda aceite rioja

MOLIENDA

Cuando las aceitunas van a ser molidas se les da un enjuagado para quitar el polvo que hayan podido coger durante el transporte del campo a la almazara. La molturación y el batido se realizan en frío, con temperaturas inferiores a los 25ºC, y un tiempo de batido muy corto, conservando de esta manera todos los componentes volátiles, causantes de los aromas y sabores frutados que se transmiten del fruto al zumo.

Tras el batido viene la centrifugación horizontal, que consiste en la separación de la parte líquida o alpechín (agua de vegetación) y aceite, de la parte sólida (hueso, pulpa,…) como consecuencia de las distintas densidades que tienen los componentes de la aceituna.

Como fase final para el procesado del aceite, éste se limpia en la centrífuga vertical, que al igual que en la horizontal, consiste en la separación líquido (aceite) – líquido (alpechín), como consecuencia de sus diferentes densidades.

Es a la salida de esta fase y mediante la cata, cuando hacemos la clasificación del aceite que irá a unos u otros depósitos de almacenamiento.

ALMACENAMIENTO Y CONSERVACIÓN

Una vez clasificado en sus correspondientes depósitos, el aceite se deja decantar de manera natural durante unos quince días, tras los cuales lo filtraremos para evitar así que las posibles humedades e impurezas decantadas puedan ejercer un efecto negativo en su evolución durante el resto del año.

Tras el filtrado, nuestro aceite es almacenado en depósitos de acero inoxidable bajo atmósfera inerte de nitrógeno, sin luz exterior ni contacto con el aire, y a una temperatura controlada en bodega entre 18ºC – 20 ºC, listo para su envasado directamente.

De esta manera conseguimos que permanezcan durante todo el año inalteradas sus cualidades tanto químicas como organolépticas.

almacenamiento de aceite de rioja